Arte y coleccionismo

Hoy, os contamos que por la Edad Media, los utensilios que podían hallarse en las consultas médicas o en las boticas, tenían una función eminentemente práctica: botes de conservación y almacenamiento en grandes estanterías.

No era fácil hallar piezas especialmente trabajadas decorativamente en un mundo de alquimia y pócimas sanadoras. La farmacia islámica y la judía, tiene un importante desarrollo, lo que hace que se implante una alfarería dedicada a la guarda de toda clase de productos.

El Albarelo musulmán e hispano morisco, es el padre de lo que vendrán a ser los tarros de farmacia, que dada la calidad de su preciosa decoración en reflejo dorado. Son exportados por toda Europa, aunque en otros países también existían magníficas manufacturas de estos tarros de farmacia como en Italia o Países bajos.
A partir de ahí, hasta el modernismo, la decoración y forma de estos botes farmacéuticos se ha venido configurando según los diversos estilos de cada época.

En Victorio & Luchhino Interiors, podéis encontrar una gran variedad de Botes Judios de Farmacia del S.XVIII, venezianos.

Os esperamos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

CERRAR